jueves, 26 de agosto de 2010

El Amanecer del Poeta



El Amanecer del Poeta

Mientras cuento los pasos del tiempo
sentado en aquel sillón madrugador
que tantas veces diera pensamientos a mi pluma
y colocara notas a mis cuerdas,
que tantas veces me ha hablado de un gran Dios
y la majestad del arte en la obra de sus manos,
que tantas veces me enseño a callar
y así mismo en ese silencio a escuchar;
Encuentro divino el canto mudo
que en la oscura faz nocturna
suelta el asomo del andar del sol
mostrando su mirada de sueños,
escribiendo las palabras del creador.
Como un sabio pintor,
en armonía y paciencia de tiempo incontable,
extiende trazos de manos maestras
rozando apenas el lienzo durmiente
que cubriera las melodías de la vida
en la mansa mirada de una noche.
Con ese pincel mudo,
que canta en silencio el nacimiento las flores,
dirige la obertura de su gran obra
danzando paz sobre las nubes
al compás del aliento del cielo,
Y ante tal pieza de inalcanzable dulzura
se eleva el perfume de las caricias del amanecer
mientras arrima el sol sus ojos al día
y despierta la vida bajo la sonrisa de mi Señor.

David Reese - 26 de Agosto de 2010

martes, 15 de junio de 2010

A veces



A veces

A veces creo verte
hablandome en el soplo apacible
de la sonrisa de un niño,
en la voz delicada de sus ojos
que, sin decir más, solo llegan a mi.
A veces creo tocarte
cuando elevando mis manos hacia tí
encuentro mi corazón cantando tu amor
y viviendo el tiempo incontable
que en tu mirar
son el gozo de mi existir.
A veces creo escucharte
cuando en la voz callada
del viento poeta
encuentro las notas de la melodía
que un día, en un baile de arte,
dió forma a las nubes y color al cielo.
A veces, ese "a veces"
que no tiene tiempo,
que solo se vive y se espera,
que solo se busca y se atesora,
que cambia, que canta, que vive.
Ese "a veces" que creía imposible,
que creía perdido,
que era para mí desconocido,
que en tus brazos se hace eterno,
incomprensible, pero hermoso y dulce.
Ese "a veces" que se hizo un "siempre",
que se tradujo en la presencia de tu amor
en el "paso a paso" de un camino desconocido
que recorro seguro tomado de tu mano;
donde caer no es morir,
sino crecer para avanzar... y seguir...
donde solo me sonries y me guías
me hablas y me miras,
me enseñas y me corriges,
pero nunca me abandonas...
¡Si miro al frente veo tanto por recorrer!
Pero veo así mismo, en tí, tanto por qué vivir,
tanto por qué ser y existir.
Letras que vienen y van
en la melodía silenciosa del tiempo que pasa
me cuentan cuán bueno es Mi Señor,
cuán Grande es mi Dios,
a quien sirvo, por quien vivo
a quien canto.

David Reese - 15 de Junio de 2010

viernes, 11 de junio de 2010

Vive en tu Sonrisa



Vive en tu Sonrisa

Entiendo lo que dicen tus ojos
en ese mar de palabras que quisieran salir,
escucho esas voces que sin sonidos hablan
y en tus ojos describen sentimientos
que en esfuerzo tiránico
se encierran en lo profundo;
en ese silencio de muerte
que suspira en tus ojos
que llega a mi corazón como un soplo
de triste pesar que no calla.
Quisiera en mis manos tener la llave
que libertare tu alma
de los secretos que escondes.
Quiero hacerte libre,
darte a conocer el color del sol;
mostrarte ese brillo vivo
que nace del calor de tu sonrisa,
esa dicha inmensa de tu solo existir.
Quiero enseñarte
que aquel perfume de tu aliento
deja mudas a las flores en admiración
y que la dulce caricia que encarna tu voz
tiene el trazo tierno
del pincel de un sabio pintor.
¿Cómo puedo yo encontrar esa llave
y liberar esos sueños de niña?
Dime, princesa mía,
si en lo profundo de tus ojos
puedo sembrar una sonrisa,
esa sonrisa que no pudiera morir,
que no solo tuviera palabras,
sino también argumentos
y luz diera a los días grises
que pudieran cubrir
el tiempo de tu presencia.
Te doy esta semilla encendida
llena de mi amor y mi dicha
que espero compartas dulce y viva,
que te descubra que la luz del día
está en lo vivo de tu sonrisa.

David Reese - 11 de Junio de 2010

viernes, 16 de abril de 2010

El Maestro Violinista



El Maestro Violinista

Cerrando los ojos coge el arco;
tomando aire como si fuera a cantar,
siente las cuerdas de su viejo violín
que en su placido aroma de viejo y sabio
supiera hablar al alma atenta
de aquellos que en su clara mirada
quisieran paz encontrar.
Envuelto en silencio todo se aquieta
y el tiempo pareciera no moverse
mientras, junto a la caida del sol,
bajara lentamente el arco
rozando las cuerdas obedientes
que firmes a las manos del artista
dieran oir a sus voces
erizando la piel de los presentes
al tocar lo profundo de sus almas
a travez del manso baile
que diera camino a sus más bellas notas.
Recorren sutilmente sus dedos
los pasillos delicados del viejo astil
dibujando el alma de aquella pluma
que noche tras noche dejara volar sueños
dándoles reposo en la cuna del violín.
Cual pincel en manos maestras
danza presto sobre el lienzo blanco
dandole vida y haciéndolo hablar,
así siente vivo el fuego de su corazón
describiendo el vaiven perfecto
de las notas que, sin falso paso,
navegan determinadas sobre las olas salvajes
del profundo y ancho mar.
Con fuerza y ligereza, a paso maestro,
ahonda el sentimiento latente
fusionando mano y arco,
haciendose parte de la misma obra
cuando al ritmo de las notas va su palpitar
y aun los oyentes detienen su respirar.
Indefensos quedan sus ojos ante lagrimas puras
que entonan aun cerrados el arte de su obra.
Anuncia entonces en un largo trino,
seguido de un silencio abismal,
el nacer de la última nota
que suavemente se aleja
y sutilmente llega a desaparecer.
Mudo queda el ambiente ante tal final
y descansa su arco quieto sin poder hablar
Entonces estalla ensordecedor aplauso
y levantose hasta el ultimo ser presente
no pudiendo guardar reserva ante tal talento
que naciose de un viejo violín
en las manos del gran maestro.

David Reese - 16 de Abril de 2010

sábado, 10 de abril de 2010

Sueños del pintor



¿Qué pensaría el creador?

Cuál sería el pensamiento mudo
que en los ojos del creador dibujara tu sonrisa?
Qué estarían hablando sus sueños
cuando formose tu imagen en su sabiduria?
Cantaría su cincel dando forma a tu cintura
o, tal vez, sonriose el pincel al dar color a tus labios.
Cuántas notas volando entre escritos arrojados
mientras escribiera la melodía de tu voz
en el tono más dulce de un arpa celestial.
Qué dirian sus dedos al dibujar en el aire
la cascada divina de tu pelo danzante?
Horas interminables en el detalle dulce,
en el trazo delicado de la miel de tus ojos.
Días eternos de nunca acabar
en los que buscare la gloria única
que diera la gracia incomparable al vaiven de tu andar.
Flores que dieran color y voz a los jardines
fueron tantas veces recorridas,
intentando elejir aquella
que en su perfume de brisa pudiera a tu ser cubrir.
El volver a empezar una y mil veces
buscando lograr la perfecta armonía
en la melodía más tierna jamas escuchada
que fuera escrita en el arte de tu piel
que sonara notas en cada paso de tu ser
y cantando en liras angelicales
al abrir los ojos al amanecer.
Qué pensaría el creador de su obra
que en la sabiduría de su ser divino
diera vida a la misma escencia de su ser
puesto que la sonrisa más pura
fue nacida de sus labios el día de tu nacer.

David Reese - 10 de Abril de 2010

miércoles, 24 de marzo de 2010

En tu Aliento

Nunca dejé de ser soñador, tal vez por eso es que puedo seguir viviendo :)
Espero lo disfruten.



En tu aliento

Quiero descifrar el secreto
que escrito se encuentra en tus ojos,
entender sus trazos e interpretar sus notas.
Quiero ser aquel
que en las cuerdas de tu alma
haga sonar la melodía de tus secretos
y en el árbol más grande y fuerte
del bosque divino de tu corazón
encuentre lugar para tallar tu sonrisa.
Vivir en tu aliento delicado
y sentir tu latir al ritmo del mío
dibujando juntos el tiempo que ha de venir.
Ser íntimo a tí como la luz del mismo Sol
y dejar mis huellas en el manto tierno de tu piel,
como arte sincero de sabio pintor
que desde el espiritu habla a travez de su pincel
y deja plasmado en el lienzo la obra divina
de los suspiros de su amor.
Quiero, amor mío,
ser la pluma que dicta tus pensamientos
y le da forma y vida a tus sentimientos,
ser el papel que de ti todo lo sabe,
que guarda tus suspiros y sueños
en el secreto de su existir
oculto en el libro sagrado de tu corazón.
Quiero ser, despierto en tus brazos,
el escritor que cante la obra de tus días,
aquel que todo de ti lo presencie,
que todo de ti lo conoce,
aquel que no se perdió detalle,
que contigo llegó al final,
que en tu abrazo terminó la carrera,
que al lado de tu sonrisa vivió la dicha plena.

David Reese - 24 de Marzo de 2010

lunes, 15 de marzo de 2010

Silencio Hablador

Escribiendo esto por un momento me sentí tonto... y no pude evitar sonreir, sentía a mi pluma riéndose de mi llamandome inocente, pero a la vez no pude evitar sentirme vivo, completo, tal vez frágil e inocente... me sentí humano...



Silencio Hablador

Vagabunda errante se ha vuelto mi pluma
viajando por los rincones aun desiertos
de aquello que como desconocido vive
en la prosa no escrita en lo profundo del papel del tiempo.
Gira sobre el pergamino como bailarina graciosa
dibujando trazos largos y cortos, rectos y curvos,
que aún, sabio y lleno de días, nadie podría entender.
¿Cómo explicar el anhelo y el sueño
cuando exentos están de cordura?
Aún mi pluma, con trazo de años, con vida sin tiempo,
no encuentra así palabras,
pues no encuentra obra terminada
que la gracia hallada en tus ojos pudiera nombrar,
no hay línea, ni color alguno que asemeje tu belleza.
Color de oro y miel
que cantan ojos más valiosos que mil tesoros,
con la profundidad del mar,
con la ternura de las nubes.
Labios de rosas y flechas
que en la apacible llovizna mansa, tierna y dulce,
sueltan el aliento único que en gotas interminables
bañan al valle con el aroma de la tierra mojada
y le devuelven la vida en el verde color de su renacer.
Ahora silencio guarda mi pluma, nuevamente se detiene,
para solo volver a bailar y con el aire cantar...
Sonriome en mi ignorancia,
sonriose mi pluma en inocente callar...
porque sin palabras me deja tu belleza,
sin letras me haz dejado en cada suspirar...
Vivo me siento, aunque ignorante me he vuelto,
derrotado he sido por una sonrisa y una luz,
por la sonrisa del Sol, por el aliento del cielo,
por los ojos del amor
que en tu ser reflejaron mi vivir,
que en tu voz dieron camino a mi seguir.

David Reese - 15 de Marzo de 2010

sábado, 6 de marzo de 2010

Tiempo de volver a empezar.

Todo fin es también un nuevo comienzo. Siempre que algo se va es porque algo nuevo viene,
¿estás listo para enfrentarlo?... Empieza a Soñar



Tiempo de volver a empezar

¿Qué es un segundo, sino un fin y un comienzo
en donde el requiem suena anunciando el atardecer
y desapareciendo en gotas interminables que bañan el día
mientras suena el canto del sol naciente
que saliendo entona un nuevo vivir?
¿Qué más sino el sueño que nace de aquel que muere
el segundo que vive de aquel que se fue?
Tiempo cruel y a la vez divino
que anuncia el fin y el inicio,
que vé la partida y el encuentro,
que más que soñar vive.
Tiempo sabio que todo lo arregla,
que todo destruye,
que encuntra el momento preciso
para aquel segundo,
para aquel "Adiós",
para aquel "Bienvenido".
Tiempo de antiguos andares
y de nuevos caminos,
trazado por la voluntad divina
en la partitura perfecta de la creación,
nota a nota en la línea danzante,
profunda y tierna del Amor viviente.
A tí te miro a los ojos
volviendo la vista atrás
sorprendido de lo que fue,
mirando fijamente delante de mí
feliz de lo que será.
Hoy comienzo a caminar...
Un paso inicial, mil más que vendrán...
Preparado para seguir y enfrentar lo nuevo...
Cada segundo que muere algo se va,
pero entonces uno nuevo nace
y consigo trae, desafiante,
un nuevo gran reto.

David Reese - 6 de Marzo de 2010

martes, 2 de marzo de 2010

Un Segundo Eterno

Bueno, luego de 7 cortísimos, pero hermosos días de vacaciones, regreso con toda la vida renovada de inspiración. Directo del corazón.



Un Segundo Eterno

Respirar
el aliento puro de la brisa de la mañana
que con gotas mansas de lluvia callada
bañan el aroma del tiempo del despertar.
Brisa dulce que acaricia
los rincones secretos del alma
en donde se esconden los sueños
y vive el ser.
Allí es en donde estás tú
dibujando los sueños del sol
acariciando las notas de mi alma.
Es allí donde cautivo me tienes
donde en tus ojos estoy perdido.
Allí, tierna mía,
donde rodeada estás en mis brazos
y dictas a mi pluma las caricias de tu voz,
donde mi aliento y el tuyo nacen juntos
y nuestros labios dibujan nuestra piel.
Cuanto, sueño mío, daría yo aun en locura
por un segundo de ese sueño vivir
por un segundo de tu aliento en mis labios sentir.
Cuanto, reina divina,
pondría yo en la ofrenda de tu reino
por un segundo en tu piel vivir.
Qué no sería poco que me pidiera tu voz
que diera yo en gozo por un segundo de tí.
Un segundo
tan corto que será un sueño,
tan profundo que será eterno.

David Reese - 16 de Febrero de 2010

viernes, 19 de febrero de 2010

Derrota


Derrota

Quién podría
tan fácil admitir la derrota?
Quién dijera
que sin esfuerzo el león quedaría vencido?
Quién pensaría
que la roca sería derribada por una lágrima?
Cómo se haría descriptible
el poder de solo dos ojos
que con apenas llegar a los mios
se adueñaran de mi alma?
Cómo entender el paso de la voz
que se abre camino en los torrentes del pensamiento
y llegan a lo profundo derrivando las fortalezas?
Si dijera que lo entiendo, por demás mentiria,
porque en ignorancia me siento,
cautivo en la mirada tierna
que sin palabras derribó mis defensas
y con el aliento de su presencia perfumó mi existir.
No hay palabras que describieran esos ojos,
esa mirada en la que quedé inmerso,
ese abrazo que, al arrullo del viento andante,
despertó en mi la locura de buscarte.
Donde estuvieres ahora
quiero encontrarte,
quiero con mis manos tocarte,
sentirte real,
sentirte viva,
conocerme vivo
en ese calor divino inalcanzable por los mismos sueños.
Quiero
llevar la marca eterna
de ese segundo incontable
que solo vive en tu aliento.

David Reese - 19 de Febrero de 2009

jueves, 18 de febrero de 2010

Solo Espero

A veces el tiempo es cruel.


Solo espero

Segundo a segundo, frío, avanza y se detiene,
como burlándose de mi espera,
como recordándome tu auscencia.
Pregúntome ¿donde estás mientras el tiempo canta
la melodía suave, a paso interminable,
del requiem del minuto anterior?.
Camina lento y sin apuro
dejando marcas de su paso,
mientras sueño con la mirada tuya
encontrarse con mis ojos en un tierno abrazo.
Espero vida mía, y solo espero,
aunque en esa espera mi aliento cesare.
Espero ángel de mi amor, solo espero,
en tus sueños entrar sin aviso
y sorprenderte en un abrazo bendito,
tomar tus labios y beber de ese elixir
mientras escribo en tu piel el poema eterno de tu belleza,
atrapados en la red divina de tu pelo
que nos sumara el uno al otro en un solo aliento
Espero, luna mía, solo espero,
aunque interminable pareciera el tiempo,
aunque acabandose sintiera mi aliento,
Espero, lluvia y esperanza, solo a Tí te espero.

David Reese - 18 de Febrero de 2010

miércoles, 17 de febrero de 2010

Ciencia Enamorada

Si bien esto es una tira cómica, como investigador y analista, lo encuentro divino...

¿Quién dijo que la ciencia no es romántica?


Fuente:
www.xkcd.com

Qué estás haciendo?

Girando en sentido antihorario

Cada vuelta roba al planeta
el momento angular

Reduciendo su giro
un poquitito

Haciendo más larga la noche,
empujando atrás el amanecer

Dándome un poquito
más de tiempo aquí

Contigo

A Tí te Quiero


A Tí te quiero

Quiero beber tu aliento de miel
en un beso indomable,
dibujar el cielo escondido
que en tus ojos es descrito,
alimentarme solo de la voz
que desde el manjar de tus labios
me llama a la vida.
Quiero desbordar mis sueños
en el mar salvaje del sudor de tu piel,
encontrar la gloria encendida
que en tus cabellos de halo nocturno
al guerrero valiente derriba.
Quiero vivir la magia divina
que de la música de tu mirada
escribe la historia en el tiempo.
Quiero recorrer punto a punto
los trazos de tu lienzo
y probar la dulce ambrosia
del manantial de tus pechos.
Quiero, leer la partitura suave
que en la noche tierna te arrulle
y despertar con el sol danzante
que al delicado compaz de tus suspiros
derrama la voz de la vida
a los colores de un nuevo dia.

David Reese - 09 de Febrero de 2009

martes, 16 de febrero de 2010

Contemplarte

Cada día trae consigo inspiración, cada mirada de tus ojos trae consigo un sueño...


Contemplarte

Contemplarte allí
descansando dulce en el silencio divino
que tu belleza angelical canta en el agonizar de la noche.
Escucharte respirar
soltando de tanto en tanto un suspiro
que como notas de una suave melodia
dibujan la gracia de tenerte cerca.
Mirarte allí, profunda,
haciendo cada segundo eterno
admirando el trazo del creador
en el arte celestial de tu piel.
Labios de miel y luz
del que bebiere la gloria de tus besos
en el que se esconden la vida y el sol;
Sol, al que veo entrar por la ventana
asomando lentamente su mirada
iluminando la escultura de tu cuerpo
dejando ver el brillo lenitivo
del manantial de tu pelo.
Contemplote, mi niña,
cuando dejas ver tus ojos
y llega a mi tu mirada,
cuando tu sonrisa tierna me saluda
y tu voz de brisa susurrante
da encuentro divino de luna y sol
a tu aliento y el mio.

David Reese - 11 de Febrero de 2010

domingo, 14 de febrero de 2010

Porque Tú eres Arte

Hace poco más de un año que me fueron devueltas las ganas de escribir, y sip, mi pluma no es perfecta, pero se está esforzando y por sobre todo está disfrutando lo que hace.
Bueno, si me lo preguntas, reina mía, esta eres Tú...


Porque Tú eres Arte

Obra alguna ha conmovido así a pintor nacido
o escultor de años sabios
ha podido crear tal bella forma,
no ha existido escritor que pudiere en letras plasmarte
ni aun con mil versos podría,
ni en todo su conocimiento,
ni aun en su mar de palabras
podría describir lo celestial
que en lo profundo de tus ojos de miel se esconde
No existe verso, ni trazo, ni cincel
que pudieran siquiera un punto de tu belleza mostrar
Eres el arte de la vida
que el cielo en inspiración pura ha creado,
eres la pieza perfecta
que el musico mas capaz no ha podido interpretar,
que aun al viento calla
solo para oírla respirar.
Eres el trazo suave
que en la ternura de colores intangibles
ha dado forma a las nubes
y color al sol.
Eres tú, Divina mía,
el arte vivo que la misma creación admira.

David Reese - 8 de Febrero de 2010

sábado, 13 de febrero de 2010

Mi Primera entrada, "Solo por un Segundo"


Siempre dije que no iniciaría un blog, ni tampoco una página o algo así... porque decía que no sabría qué escribir... al contrario encontré palabras... y alguien me preguntó por ello, entonces me dije: "lo intentaré..."... y aquí estoy...
Soy informático y en mis tiempos libres me considero pensador, así que aquí está el blog... y que sea lo que Dios quiera... jejeje

Empiezo por algo sencillo, algo que escribí hace poquito... porque solo necesito un segundo... y sé que, en sus brazos, ese segundo será eterno...


Solo un segundo

Dame un segundo de tu aliento
para dibujar en el aire
con el pincel de tus cabellos
el resplandor de la dulce mirada
que en tus ojos habla al corazón
Dame un segundo de tus ojos
para en ellos ahogarme
embriagarme en el elixir puro
de la ambrosia que de ellos mana
y encontrar allí la fuente de la vida
Dame un segundo de tu piel
que llama en los versos de tu andar
a cada palabra que describe mi palpitar
que aun en sueños canta su belleza
y describe el cielo en el baile de tu existir
Dame un segundo, tan solo un segundo,
de la vida que de tus labios brota
y escribire con ellos en el tiempo inmortal
la prosa más dulce que cuente la historia
de la más hermosa musa que viera el cielo
de la creación más perfecta que hubiera visto el tiempo.

David Reese - 28 de Enero de 2010