martes, 16 de febrero de 2010

Contemplarte

Cada día trae consigo inspiración, cada mirada de tus ojos trae consigo un sueño...


Contemplarte

Contemplarte allí
descansando dulce en el silencio divino
que tu belleza angelical canta en el agonizar de la noche.
Escucharte respirar
soltando de tanto en tanto un suspiro
que como notas de una suave melodia
dibujan la gracia de tenerte cerca.
Mirarte allí, profunda,
haciendo cada segundo eterno
admirando el trazo del creador
en el arte celestial de tu piel.
Labios de miel y luz
del que bebiere la gloria de tus besos
en el que se esconden la vida y el sol;
Sol, al que veo entrar por la ventana
asomando lentamente su mirada
iluminando la escultura de tu cuerpo
dejando ver el brillo lenitivo
del manantial de tu pelo.
Contemplote, mi niña,
cuando dejas ver tus ojos
y llega a mi tu mirada,
cuando tu sonrisa tierna me saluda
y tu voz de brisa susurrante
da encuentro divino de luna y sol
a tu aliento y el mio.

David Reese - 11 de Febrero de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario