sábado, 10 de abril de 2010

Sueños del pintor



¿Qué pensaría el creador?

Cuál sería el pensamiento mudo
que en los ojos del creador dibujara tu sonrisa?
Qué estarían hablando sus sueños
cuando formose tu imagen en su sabiduria?
Cantaría su cincel dando forma a tu cintura
o, tal vez, sonriose el pincel al dar color a tus labios.
Cuántas notas volando entre escritos arrojados
mientras escribiera la melodía de tu voz
en el tono más dulce de un arpa celestial.
Qué dirian sus dedos al dibujar en el aire
la cascada divina de tu pelo danzante?
Horas interminables en el detalle dulce,
en el trazo delicado de la miel de tus ojos.
Días eternos de nunca acabar
en los que buscare la gloria única
que diera la gracia incomparable al vaiven de tu andar.
Flores que dieran color y voz a los jardines
fueron tantas veces recorridas,
intentando elejir aquella
que en su perfume de brisa pudiera a tu ser cubrir.
El volver a empezar una y mil veces
buscando lograr la perfecta armonía
en la melodía más tierna jamas escuchada
que fuera escrita en el arte de tu piel
que sonara notas en cada paso de tu ser
y cantando en liras angelicales
al abrir los ojos al amanecer.
Qué pensaría el creador de su obra
que en la sabiduría de su ser divino
diera vida a la misma escencia de su ser
puesto que la sonrisa más pura
fue nacida de sus labios el día de tu nacer.

David Reese - 10 de Abril de 2010

1 comentario: