martes, 11 de diciembre de 2018

Cada Mañana

Una taza de café,
apenas una taza,
pequeña,
donde el café descansa,
caliente,
cantando su aroma suave;
bailando,
lento,
en el calor humeante,
que dibujando tu labios,
se escapa.
Su color oscuro
y superficie brillante,
clara,
donde veo unos ojos,
que aunque esté solo
no son mios.
Ese sabor fuerte
y de tono dulce,
de fondo casi amargo,
que cuenta historias,
recuerda risas,
habla silencios.
Donde cada sorbo,
pequeño,
profundo,
lleva consigo
el sabor de tu voz,
el olor de tu presencia...
en ellos se ven tus ojos...
Y es así...
que cada mañana,
aunque no estés,
me sabe a tí...

jueves, 26 de octubre de 2017

Ausente y distraido... enamorado.


No debería Usted hacer eso.
Lastima a las personas con su sonrisa,
con sus encantos... 
Por ejemplo a mí me tiene loco, 
atontado y distraido.
Me ha quitado la lucidez, 
tanto como se ha burlado de mi cordura,
dejando apenas de ella el recuerdo vago de lo que fue.
Usted me ha destruido... 
usted me tiene enamorado... 
y simplemente no puedo escapar;
me desvela, me alumbra, me enloquece
con la sola idea de su sonrisa

lunes, 18 de septiembre de 2017

Te invito un Café

Se me antoja un café
con la miel de tus ojos,
con el aroma de tu presencia,
con el cuerpo de tu sonrisa,
ese es el café que necesito...
Un café
con el arte de tus conversaciones,
con la tibieza de tu abrazo,
con el sabor de tus labios...
¿Te invito un café?

Déjame Soñar

Déjame soñarte un momento,
imaginar que me llamas,
déjame mirar tus ojos
aunque en ellos me ahogue sin palabras.
Déjame tenerte un segundo
aunque fuera una ilusión,
soñarme vivo en tus labios
antes de perder la razón.
Déjame sentir tu aliento dulce
jugando entre mis versos
buscando esa cálida llama
que naciera en la canción de un beso.
Déjame anhelar,
aunque fuere solo un instante vagabundo,
dibujar en el lienzo inocente
de tu piel de arte perfecto
el fuego imparable
que consume mi alma y enciende mi corazón.
Déjame soñar con tu mirada,
déjame soñar que me sonries,
déjame soñar
que estarás siempre en mis brazos
...y es que tal vez, solo tal vez,
si soñare con suficiente fuerza
y golpeare el muro con mi anhelo desbordante,
podría alcanzar también tus sueños
y despertar entonces juntos
bailando esa melodía pura
que al conocerte un día
se marcó en el tiempo...

Mientras te esculpía...

Y me soñaba mirándote a los ojos
mientras esculpía tu figura,
te veía sonreir a mis manos
mientras dibujaban en tu piel,
te escuchaba en risitas cortas
mientras jugaba con el contorno
de sabor dulce de tu cuello,
te sentía estremecer
cuando recorría con mis labios tu cintura...
y nos envolvimos en la llama
del calor inconfundible
del sello inborrable de un beso...

Ganas

Tengo ganas de besarte el alma,
acaricierte la espalda,
escribir con mis labios sobre tu piel...
comenzar desde tu cuello,
bajar por tu espalda
y llegar hasta el último rincón
de tu universo...

Un segundo en Libertad

¿Sabes qué harías tú?
Si un segundo tuvieras,
un segundo
en la voluntad de tus deseos,
en la completa libertad
de tus anhelos y sueños,
solo un segundo...
¿Tendrías el valor de ser tú
y por ese segundo
ser y vivir tus más profundos sueños?
Atrévete a soñar
a hacer tuyo ese segundo
y creer que nada es imposible para ti...
Por un segundo, cada día,
desde un momento en el que me perdí,
sueño con tus labios y tu piel,
con tus ojos y tu voz...
con un segundo,
un segundo
en la voluntad de mis deseos,
en la completa libertad
de mis anhelos y sueños,
solo un segundo...
donde te he encontrado,
donde te he hablado,
donde te he besado,
donde solo estoy yo,
donde solo estás tú...